Make your own free website on Tripod.com
 

        Las siguientes son algunas de las notas de campo que tomamos durante las cuatro últimas campañas de freza del salmón.
 
 

Río Farrar, Highlands Escocia 1996

        1. Existe una diferencia significativa en el periodo o época en la que freza el salmón dependiendo del tramo de río en el que nos encontremos.  Las poblaciones de las cabeceras o tramos altos del río frezan con anterioridad a las situadas en tramos bajos y medios.  Para principios de Noviembre la freza en las partes altas del río Farrar y de su tributario Misgueach Burn había concluido.  Encontramos peces muertos y zancados en estas zonas a comienzos de Noviembre.  En partes mas bajas estuvimos observando y monitorizando salmones frezando a finales de noviembre y principios de diciembre.

        2. La actividad de desove durante el amanecer estuvo ausente en la zona estudiada del Farrar.  Iniciabamos nuestro trabajo diario de 6 a 7 de la mañana pero no se presentaban peces en las camas hasta pasadas las 10:30 de la mañana. La hipótesis, (sin probar) puede ser el hecho de que a los salmones no "les guste" permanecer visibles en las horas en las que la actividad de sus potenciales predadores de huevos (garza y mirlo acuático) es máxima.

        3. Las hembras pueden llegar a excavar numerosas "camas falsas".  Observamos a hembras, predominantemente añales, excavar camas en zonas que pensábamos que bien por la velocidad de la corriente o por el tipo de substrato no eran las apropiadas.  En estos casos siempre las hembras acabaron por abandonar definitivamente sus nidos.

        4. Las hembras pasan largos periodos de tiempo fuera de las camas o nidos.  Normalmente la actividad de freza estaba comprimida en intervalos cortos de aproximadamente 2 horas y cesaba por periodos mas largos de tiempo.

        5. El pájaro con nombre común mirlo acuático, Cinclus cinclus, constituyó para nosotros una señal definitiva a la hora de localizar camas activas o inactivas.
 
 

Río Nansa, Cantabria España 1997

        Antes de la suelta de huevos y expulsión de esperma notamos:

        1. La hembra permanece permanentemente en posición arqueada ("probing") sobre la cama.

        2. La frecuencia respiratoria del macho y la hembra aumentan significativamente algunos minutos antes del desove.

        3. Justo antes del desove la hembra remueve su aleta anal de forma vigorosa en el substrato.

        4. La hembra comienza el "gap" (mandibulas abiertas) algunas fracciones de segundo antes que el macho.

        5. La frecuencia de los ataque entre peces adultos aumenta significativamente algunos minutos antes de la ovoposición.
 
 

Asturias, Cantabria 1998

        1.  De nuestras observaciones esta temporada sumadas a las anteriores deducimos que es relativamente frecuente que se mezclen salmones y truchas (casi siempre en su variedad anádroma) en el cortejo reproductivo.  En el río Cares observamos y grabamos a reos haciendo "quiverings" a una hembra de salmón añal.  En el río Nansa y tambien en el Cares grabamos a
salmones macho hacer "quiverings" a reos que por su morfología pensamos que tambien eran machos.

        2.  Distintas clase de edad de peces (peces de 1 invierno de mar con otros de 2 ó mas inviernos de mar) se mezclan durante la freza en una misma cama.  En el río Cares observamos a una hembra añal cortejada por al menos tres machos de 2 ó mas inviernos de mar.

        3.  La forma que tienen las hembras de prevenir la suelta de esperma por parte del macho es separarse verticalmente de la cama en cuanto estos primeros comienzan a hacer el "quivering".

        4.  De nuestras observaciones extraemos que el macho durante la freza no es demasiado selectivo sino que actúa casi ciego guiado e impulsado por sus necesidades sexuales.  Al menos, hemos grabado tres machos distintos hacer quiverings a nuestra cámara sin presencia de hembra alguna.  También como he explicado mas arriba en el punto número 2 hemos visto a machos hacer quiverings a reos (truchas anádromas) tambien machos.

        5.  Hemos comprobado en el Nansa que una hembra ha sustituido a otra en la construcción de una misma cama sin que hubiese habido previamente ningún ataque o desplazamiento.  Esto mismo lo habíamos observado ya repetidas veces con truchas en ríos pirenaicos.  En este sentido sería interesante comprobar una hipótesis nula que dijese algo asi. "durante la reproducción del salmón Atlántico no existe cooperación entre las hembras a la hora de construir las camas donde depositarán sus huevos"
 
 

                                                            Farrar 99

        1.  Desde que la hembra llega a la cama hasta que desova pueden pasar horas o tan solo minutos.  Queremos decir que el hecho de que la hembra acabe de llegar a una cama no nos indica si el desove esta próximo o lejano.  Para ello tendriamos que conocer las condiciones del nido y el estado de madurez sexual de la hembra en particular.  En el Killachy observamos a una hembra desovar tan solo 14 minutos despues de haberse presentado en una cama.

        2.  Una vez la hembra haya puesto los huevos y los haya cubierto puede empezar o continuar inmediatamente la construcción de otro nido en la misma cama o en otra cercana.  En el Killachy observamos como despues de que una hembra expulsase los huevos y estos fueran fecundados por dos machos depues de cubrirlos con grava, reinició el proceso inmediatamente en la misma cama, desconocemos si en este nuevo nido ya había excavado con anterioridad.

        3.  Una misma hembra, en una misma cama, despues de ya haber desovado puede seguir siendo cortejada por los mismos machos ó por otros diferentes.  Despues del desove que grabamos en el Killachy observamos a otro macho presentarse en la cama y cortejar a la hembra.

        4.  Contrariamente a lo que hemos consultado en la literatura científica hemos comprobado que en las épocas de crecidas del caudal del río, se paraliza o por lo menos disminuye de alguna forma la actividad reproductiva de los salmones.  Nos damos cuenta que esto puede ser debido a:
            a.  El elevado caudal, la rapidez y la turbulencia del agua hacen casi imposible que podamos ver peces desde el exterior.  De ser eso cierto estaría ocurriendo cortejo pero no seríamos capaces de apreciarlo.
            b.  Realmente cuando el agua baja tan fuerte es mas conveniente y energeticamente económico para los peces ocupar lugares resguardados en posiciones de "anclaje" a salvo de la corriente.
        Este segundo punto pienso que es mas probable, puesto que se me hace díficil imaginar a una hembra manteniendo su posición en la cama, a la vez que la excava con regularidad en condiciones de caudal tan adversas.

        5.  En ríos o tributarios de pequeño caudal el periodo de reproducción siempre será de mucha menor duración que en los de gran caudal que funcionan como sistemas mas estables y menos proclives a las grandes sequías o crecidas.
 
 

Asturias-Cantabria 99

     1.  Hemos comprobado que la mayor parte de las disputas que establecen principalmente los machos por alcanzar un grado de jerarquía durante la reproducción se resuelven mediante gestos, posiciones y amenazas.  En todos estos casos  no se llegan a producir contacto físicos.

        2.  Hemos observado en muchas ocasiones que cuando solo esta presente en la cama un macho adulto los jovenes vironeros se guían o comportan de acuerdo con su actuación.  Es muy frecuente que aunque sea siempre manteniendo una posición algo camuflada o escondida lo sigan e incluso se vayan con él, cuando este abandone la cama.  En el mismo caso estando presente la hembra, los vironeros se comportarán unicamente guiándose por ella.

        3.  La competición entre machos, e incluso la presencia de varias hembras, retrasa significativamente todo el periodo del desove.  Hemos comprobado en ocasiones en que solo había una pareja cortejando el proceso completo, desde que la hembra comienza a excavar la cama y el nido hasta que desova,  ha sido tan solo cuestión de horas.  Mientras que en poblaciones con varios machos y hembras la freza se extiende normalmente por una semana o mas.

        4.  Contrariamente a lo que hemos encontrado en algunos manuscritos o tratados generales de ornitología, el mirlo acuático, Cinclus cinclus (al que por otro lado siempre hemos asociado al habitat de truchas y salmones) se alimenta de peces juveniles.  Durante Noviembre de 1999 observé y video grabé al mirlo pescando y comiendo en distintas ocasiones peces juveniles en el río Purón (Asturias).  Por otro lado el hecho de producirse tan solo con dos semanas de anterioridad a las mencionadas video grabaciones un masivo escape de truchas arco iris juveniles procedentes de una piscifactoría cercana me hace sospechar que se trate de una adaptación local de su dieta.  Debido, como digo, a la enorme abundancia de truchas juveniles en el río.  El hecho de que los individuos procedentes de piscifactoria no han sufrido durante su crecimiento factores limitantes como el refugio de predadores pienso que robustece la tesis de una adaptación local alimenticia del pájaro buceador en el río Purón.
 
 




(quienes somos)   (nuestras Imagenes) (clientes)  (equipo)(rios)(especies)(fotografias)(ventas)

(enlaces)  (propuesta)(reproducción del salmón Atlántico)(notasdecampo)(contacta)

(W.U.V. Wildlife Underwater Video)